Medidas tributarias incluidas en el Proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2019

-

El Gobierno ha presentado hoy el Proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2019, en el que se adjunta el tradicional ‘Libro Amarillo’ con el detalle de las partidas públicas, que incluyen distintas medidas a nivel tributario.

Según se recoge en este documento, estas iniciativas “coordinadas en el ámbito de la Unión Europea” se aplican “de cara a lograr un sistema tributario justo y eficiente, que favorezca la transformación del modelo de crecimiento económico y garantice el Estado de Bienestar. Para ello se pretende que contribuyan en mayor medida al sostenimiento del gasto público los que más tienen, que el sistema fiscal se adapte al nuevo marco de la economía global y digitalizada, y que exista un compromiso social claro que conduzca a un mundo más sostenible y a una igualdad efectiva entre hombres y mujeres”.

A continuación, se presentan estas medidas tal y como vienen reflejadas en el Proyecto de Presupuestos:

  • Obtener una mayor recaudación en el Impuesto sobre Sociedades (IS), en especial por parte de las grandes empresas y grupos consolidados. En este sentido hay que destacar en primer lugar la limitación a las exenciones que pueden aplicar las sociedades respecto de los dividendos y plusvalías como consecuencia de su participación en sociedades filiales, pasando del 100 por ciento actual al 95 por ciento.
  • También se establece una tributación mínima de un 15 por ciento sobre la base imponible para las grandes empresas “con el objetivo de lograr una más justa tributación efectiva de este tipo de sociedades”. Esta medida afectará solamente a los grupos que tributan en régimen de consolidación fiscal y a aquellas otras empresas que facturen más de 20 millones de euros, por lo que no afectará a las PYME. En el caso de entidades de crédito o dedicadas a la explotación de hidrocarburos, el tipo de gravamen será del 18 por ciento, dado que ya cuentan con un tipo nominal incrementado.
  • Por otra parte, se favorece a las PYME, de forma que se rebaja el tipo nominal del Impuesto sobre Sociedades para empresas que facturen menos de un millón de euros del 25 por ciento al 23 por ciento.
  • En el ámbito del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), se incrementan dos puntos los tipos impositivos sobre la base general para los contribuyentes que tengan rentas superiores a 130.000 euros y cuatro puntos para la parte que exceda de 300.000 euros. Asimismo, el tipo estatal sobre la base del ahorro se incrementará en 4 puntos porcentuales para las rentas del ahorro superiores a 140.000 euros, pasando del 23 por ciento al 27 por ciento.
  • En relación con el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA), se reduce al 4 por ciento el tipo de gravamen para los productos de higiene femenina, así como para los libros, periódicos y revistas en soporte electrónico. Además, los servicios veterinarios tributarán al tipo reducido del 10 por ciento.
  • Como compromiso medioambiental se incrementa la fiscalidad de los gasóleos en 38 euros por cada mil litros. No obstante, la tributación que recae sobre el gasóleo de uso profesional y el gasóleo bonificado no sufre variación alguna al objeto de mantener la competitividad de los sectores intensivos en su consumo.

Fuera de la norma presupuestaria se propone la creación de dos nuevas figuras tributarias:

  • Por una parte, el Impuesto sobre las Transacciones Financieras (ITF), consistente en gravar con un 0,2 por ciento las operaciones de compra de acciones españolas cotizadas cuya capitalización bursátil sea superior a 1.000 millones de euros.
  • También se prevé la creación de un Impuesto sobre Determinados Servicios Digitales (ISD) con el fin de gravar determinadas operaciones de la economía digital que actualmente no tributan, estableciendo un tipo del 3 por ciento a los ingresos generados por servicios de publicidad en línea, servicios de intermediación en línea y la venta de datos obtenidos a partir de información proporcionada por el usuario, si bien únicamente afectará a empresas con ingresos anuales mundiales de al menos 750 millones de euros e ingresos en España superiores a los 3 millones de euros.

Si quieres acceder al ‘libro amarillo’ con todas las medidas, haz clic en el banner de abajo.