Impuesto de vivienda

-

El pasado mes de febrero la Generalitat de Catalunya dio a conocer que el próximo 21 de marzo se deberá pagar-por primera vez- el impuesto sobre viviendas vacías. Quizás este impuesto le parezca ajeno, pero es posible que le afecte y que todavía no lo sepa.

A pesar de que en sus inicios parecía que este impuesto iba air destinado únicamente a entidades financieras y grandes fondos de inversi6n, la realidad es que la norma aprobada afecta a situaciones muy dispares:

¿Compró una vivienda a través  de una sociedad y la utiliza usted sin tener contrato de alquiler?

¿Su empresa ha comprado alguna vivienda que no utiliza ni usted ni sus empleados, y no la puede o no la quiere alquilar?

¿Es una promotora o una constructora con viviendas en Catalunya, y aunque ha intentado alquilarlas o venderlas, no ha conseguido inquilinos o compradores para todas?

Si es así, preste mucha atención, porque lo que le explico a continuaci6n le va a interesar.

Este nuevo impuesto se deberá pagar, por lo general, cuando una sociedad tenga viviendas desocupadas, sin causa que lo justifique, durante dos años.  El coste de este impuesto será como mínimo de diez euros por metro cuadrado, por ejemplo: si tiene un piso de 70 metros cuadrados, el pago será de 700 euros, si tiene cinco pisos desocupados de 70 metros cada uno, el coste subirá a 3.500 euros, y así suma y sigue. Además, no hay que olvidar que este impuesto no se paga una vez, sino que se tendrá que pagar cada año si las circunstancias de los pisos desocupados no cambian.

Hay que estar atentos, pues la ley regula una serie de casos que permiten no pagar el impuesto; por ejemplo, estar en un municipio considerado de baja demanda, que usted tenga la calificación de vivienda de protección oficial, que su vivienda haya sido objeto de un litigio, o que haya estado ocupada ilegalmente. Pero, atención, haber intentado alquilar una vivienda y no haberlo conseguido no le eximirá de pagar el impuesto.

Pues bien, ésta es la situaci6n y, nos guste o no, está en línea con la tendencia creada por otros países europeos, como por ejemplo, Francia, Reino Unido o Dinamarca.  Por tanto, y mientras las cosas sigan como están, si cree que puede afectarle este impuesto, apúntese esta semana como prioridad en la agenda revisar la situación de sus viviendas, ya que en pocos días tocará pasar por taquilla y si las cosas no están bien preparadas, seguro que la factura fiscal será mayor.